Novedades

¿Cómo saber si debo tomar vitamina D3?
vitamina d3
Farmakonsuma
27/12/2022

El colecalciferol, más conocido como vitamina D3, es un suplemento dietético que ayuda al cuerpo a utilizar el calcio y el fósforo para fortificar los huesos. También interviene en la salud de músculos y de los nervios.

Se recomienda su consumo a personas que son propensas a tener deficiencia de vitamina D, como por ejemplo bebés lactantes, adultos mayores, personas celíacas, personas con piel oscura o personas con obesidad. 

Para saber si debes tomar vitamina D3, lo más recomendable es ir al médico para medir los niveles de vitamina D en tu sangre, sin embargo, también puedes prestarle atención a algunos síntomas que te indican su deficiencia. 

Síntomas que te indican que debes tomar vitamina D3

  • Fatiga
  • Trastornos del sueño
  • Aparición de caries en los dientes
  • Alto nivel de nerviosismo
  • Dolor en las articulaciones
  • Dolores musculares

Si presentas algunos de estos síntomas, podría ser señal que debes tomar vitamina D3. Muchas veces todo lo mencionado también se presenta por otros motivos y por eso es muy común no pensar que se trataría de algún déficit de vitaminas.

¿Qué pasa si no tomas atención al déficit de vitamina D3?

En caso ignores los síntomas mencionados anteriormente y no acudas a un especialista que te indique si se trata de un déficit de vitamina D3, podrías desarrollar las siguientes afecciones. 

  • Osteoporosis
  • Osteomalacia
  • Enfermedades autoinmunes
  • Presión arterial alta
  • Cáncer (aún hay investigaciones al respecto sobre esta enfermedad)

¿En dónde encontrar la vitamina D3?

La manera de tomar colecalciferol es a través de tabletas, cápsulas blandas, gotas o tabletas masticables. Si bien este suplemento se vende sin receta médica, lo que se recomienda es tener la recomendación de un médico especialista para saber si se necesita dosis de 1000 UI o de 2000 UI.

Además, es necesario saber cuánto tiempo se recomienda tomarla, ya que su consumo excesivo puede provocar algunos efectos secundarios náuseas, estreñimiento, vómitos, entre otros.

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público.