Novedades

Vitamina D y sus beneficios
Vitamina D - Farmakonsuma
Farmakonsuma
29/04/2022

¿Qué es la Vitamina D?

La vitamina D es un nutriente necesario para la salud del organismo. Su papel fundamental es ayudar al cuerpo en la absorción y fijación del calcio, que es un mineral indispensable pues es uno de los principales elementos que constituyen los huesos y los dientes de los seres humanos, además de colaborar en el buen funcionamiento del organismo, mejorando el metabolismo y fortaleciendo el sistema inmune.

El cuerpo al exponerse directamente al sol, genera vitamina D; sin embargo, es recomendable tener cuidado con la exposición solar pues ella puede ocasionar más complicaciones que beneficios. Por ejemplo para prevenir el cáncer de piel: siempre se debe utilizar un buen protector solar y tener la previsión de no exponerse por mucho tiempo a la intemperie. Por ello, es recomendable los suplementos de vitamina D, ya que el déficit de ella puede generar varias afecciones médicas y complicaciones de salud para nada beneficiosas.

Para mantener y fortalecer el sistema inmune lo ideal es consumir alimentos naturales, evitando aquellos que son ultra – procesados. Además debemos realizar aunque sea una actividad física de manera diaria y sistemática.

Otro punto fundamental es que la vitamina D y la fertilidad están vinculadas, porque el déficit de esa vitamina, genera mayores dificultades para lograr concebir el embarazo, ya sea de forma natural o con un tratamiento de reproducción asistido. Según investigaciones médicas, la falta de la vitamina D, puede afectar a la espermatogénesis, (proceso de formación de los espermatozoides) En el caso de las mujeres, existe un vínculo directo entre la vitamina D y la producción de hormonas en los ovarios, la endometriosis y el síndrome del ovario poliquístico.

Funciones de la Vitamina D en el organismo

La Vitamina D cumple un papel indispensable en el mantenimiento de muchos órganos desempeñando algunas funciones como:

  • La regulación de los niveles de calcio y fósforo en la sangre.
  • Contribuye en la absorción intestinal del fósforo y el calcio y en la reabsorción de calcio a nivel renal.
  • Colabora en el desarrollo del esqueleto pues participa en la formación y mineralización ósea.
  • Interviene en los procesos del sistema inmunológico y hasta podría tener propiedades antitumorales.
  • Al fortalecer el sistema inmunológico ayuda al cuerpo a defenderse de enfermedades que pueden dañarlo.
  • Tiene funciones de antienvejecimiento.

¿Cómo saber si existe déficit de vitamina D?

Para conocer los niveles exactos de Vitamina D en el organismo, es necesario realizarse un análisis de sangre.

Si los niveles de vitamina D en el cuerpo son bajos, lo más probable es que no se presenten síntomas; sin embargo, los niveles muy bajos durante largos períodos de tiempo, pudiesen conducir a una pérdida de densidad ósea, lo que puede desencadenar una posible osteoporosis y consecuentes fracturas de huesos. En niños, puede causar la enfermedad denominada raquitismo caracterizada por el debilitamiento y reblandecimiento de los huesos al punto de que el niño que la padece no puede crecer ni desarrollar su cuerpo de manera normal. Esta enfermedad es causada por falta o ausencia de Vitamina D, de Calcio o de Fósforo. Se considera un trastorno del crecimiento corporal.

Las recomendadas limitaciones de no exposición solar, el adecuado uso de bloqueadores solares, las épocas de invierno, el escaso contenido de vitamina D en los alimentos conllevan a la deficiencia de la vitamina D.

La deficiencia severa de vitamina D conduce a la osteomalacia, caracterizada por ablandamiento de los huesos, la cual causa huesos débiles, dolores óseos y articulares junto a una debilidad muscular. Los huesos ablandados de los niños como consecuencia de la deficiencia severa de vitamina D conlleva al Raquitismo que provoca deformidades de los huesos predominantemente de las extremidades inferiores pues éstas soportan el peso corporal. La osteomalacia en los adultos mayores puede provocar fuertes dolores y hasta fracturas.

Los fuertes dolores ocasionados con la osteomalacia afectan generalmente la parte baja de la espalda: es decir la zona lumbar, también se resienten la pelvis, la cadera, las piernas y las costillas. El dolor suele incrementarse por las noches o cuando se ejerce mucha presión sobre los huesos. El malestar ocasionado no desaparece ni se alivia completamente con sólo el descanso. Al disminuir el tono muscular las extremidades inferiores no responden de manera adecuada de modo que el caminar se hace lento y difícil y esto genera una forma de desplazamiento que se conoce como la marcha del pato.

¿Cuáles deben ser las dosis adecuados de vitamina D?

La cantidad de vitamina D que se necesita consumir cada día, por supuesto, va a depender de la edad de la persona. Las cantidades recomendadas según el Consenso de la Sociedad Italiana de Pediatría y la Sociedad Americana de Endocrinología son:

0 a 12 meses:

  • Carga: 2000 UI/día de Vitamina D3 x 6 semanas
  • Mantenimiento: 400 (sin factores de riesgo) a 1000 UI/día (con factores de riesgo)
  • Dosis máxima día: 2000 UI (Soc Americana Endocrinología)

1 a 18 años:

  • Carga: 2000 UI/día de Vitamina D3 x 8 semanas
  • Mantenimiento: 600 (sin factores de riesgo) a 1000 UI/día (con factores de riesgo)
  • Dosis máxima día: 4000 UI (Soc Americana Endocrinología)

Adultos entre 19 y 70 años de edad

  • Dosis de carga: 5000 a 6000  UI por 2 meses
  • Mantenimiento: 1000 a 2000 UI diarias en adelante

Adultos mayores con riesgo de caídas

  • 1000 UI diarias como mínimo (Sociedad Americana de Geriatría). No se deben superar los 4000 UI diarias ni empleo de Dosis muy altas por generar mayores riesgos de caídas que beneficios para la salud.

Las personas con enfermedades especiales también tienen alto riesgo de padecer deficiencia de vitamina D, pudiendo variar las dosis según controles de dosaje de vitamina D en sangre por lo que siempre es recomendable consultar al médico tratante o de confianza.

Recomendaciones

Actualmente la suplementación de vitamina D es una de las maneras más seguras de tratar la deficiencia debido a su escaso contenido en los alimentos de consumo habitual y a las restricciones saludables de la exposición solar así como del uso masificado de bloqueadores solares.

  • Las dosis de la suplementación debe estar orientada según la edad, requiriendo una dosis de carga inicial para luego continuar con dosis de mantenimiento constante y a largo plazo aconsejándose controles médicos respectivos.

La Suplementación con Vitamina D presenta entre algunos de sus muchos beneficios los siguientes:

  • Contribuye a absorber mejor el calcio; mineral esencial, para la formación y preservación de nuestros huesos y dientes.
  • Regula el nivel de fósforo en la sangre.
  • Ayuda en el desarrollo del esqueleto y en la formación y preservación de los huesos.
  • Disminuye riesgo de complicaciones durante el embarazo
  • Refuerza el sistema inmune aumentando nuestras defensas para prevenir enfermedades y estar protegidos.
  • La vitamina D favorece el anti envejecimiento celular.

La vitamina D y sus beneficios se concentran en casi todos los órganos y sistemas del cuerpo. Es fundamental para la salud de los huesos, los dientes y la absorción del calcio a nivel intestinal. Además, desempeña un papel esencial dentro del sistema nervioso, muscular e inmunitario. También contribuye a la prevención del raquitismo infantil, enfermedad que causa debilitamiento y deformación de los huesos. En los adultos, previene la osteomalacia, que genera dolores óseos y debilidad muscular. Asimismo, se siguen investigando sus beneficios extra-músculo-esqueléticos para determinar si también tiene relación directa con enfermedades como la diabetes, la hipertensión, el cáncer y la esclerosis múltiple entre otras enfermedades crónicas.

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público.